‘Educar en el asombro’, por Catherine L’Ecuyer | Seminario Internacional de Educación Integral

Usted está aquí

Written by contenido Category:

 

  • Debemos dejar que los niños experimenten para que se construyan a sí mismos, asegura la educadora canadiense, una de nuestras conferencistas magistrales en el 10° SIEI.

Albert Einstein decía que hay dos formas de ver la vida: creer que los milagros no existen o creer que todo es un milagro. Los niños pequeños forman parte de este último grupo. “Nacen sin entender cómo funcionan las cosas; para ellos todo es posible. Por eso son tan creativos, porque no dan nada por supuesto”, afirma Catherine L’Ecuyer, una educadora y autora canadiense que ofrecerá una conferencia magistral en el 10° Seminario Internacional de Educación Integral.

Catherine L’Ecuyer vive en Barcelona y es madre de cuatro hijos. Su blog, Apego-Asombro, lleva más de medio millón de visitas, y sus libros se han convertido en best-sellers educativos: Educar en el asombro (18ª edición) y Educar en la realidad (4ª edición)..

“No hace falta obsesionarnos con que la vida de nuestros hijos sea mágica, porque ya lo es de por sí”, asegura la canadiense en su conferencia Educar, una obra maestra. Sin embargo, advierte, “el asombro de muchos niños se ha quedado atrapado en una pantalla y en un exceso de estímulos y consumismo. Eso crea una sensación de vacío ante la belleza de lo ordinario”.

En opinión de L’Ecuyer, pensar que un niño necesita que le motiven a través de dispositivos, o métodos, recompensas o castigos, es no entender lo que es un niño. “El universo del niño pequeño es como un rompecabezas desorganizado que arma todos los días [...] Los niños no trabajan en la construcción del mundo: se hacen a sí mismos. Trabajan en esa obra maestra de la educación. Por eso debemos dejar que los niños experimenten”, argumenta.

En esa misión vital del niño, es fundamental la mirada del adulto, que según L’Ecuyer, se convierte en su voz interior. “Los niños necesitan que los miremos”, dice la educadora, convencida de que “la indiferencia es uno de los mayores desastres educativos”.

Cuando ponemos un énfasis excesivo en los métodos y dispositivos en lugar de ponerlo en los maestros, habrá mucha educación en las aulas, pero poca en los alumnos, advierte la autora. “La mirada es la forma de transmitir lo humano. Los niños nos miran porque están afanados en realizar su obra maestra: construirse a sí mismo a través de nuestra mirada”.

Fuente: Blog Apego-Asombro

 

Fundacion SM

 

Dirección: Magdalena 211, Colonia del Valle, Benito Juárez, 03100, Ciudad de México.

Teléfono: +52 (55) 10878400 Ext. 3621

Fax: +52 (55) 1087 8415

contacto@seminariointernacional.com.mx

fundacion-sm.org.mx

 

 

 

 

 

Facebook